¿Por qué el modelo de Inbound marketing es tan exitoso en empresas B2B?

Desde el origen del Internet, la comunicación no ha tenido barreras, pues cada día somos testigos de su rapidez, innovación y nuevas formas de interacción con la sociedad digital. Ante esto, se destacan las más tradicionales estrategias de marketing donde es, totalmente normal, ver anuncios que interrumpen, invaden y molestan al usuario.

Sin embargo, este modelo ya está agotado. Y es que, se volvió necesario crear un método más amigable, capaz de atraer sin forzar… naciendo así el Inbound Marketing.  Una nueva forma de conseguir o, más bien dicho, seducir a clientes potenciales y acompañarlos en su proceso (compra de un servicio o producto), a través de la entrega de un contenido personalizado útil, con valor agregado, calidad y de interés.

Asimismo, el Inbound Marketing  se caracteriza por desarrollar y establecer relaciones a largo plazo y de confianza con la audiencia, a diferencia de la típica publicidad, generando así en empresas B2B  la fidelización de los clientes, con mayor iniciativa y decisión de compra. 

Y es que la finalidad no solo es el conseguir ventas, sino que también es necesario resolver, de manera integral, las necesidades del cliente.

De tal manera que, el Inbound Marketing se divide en cuatro etapas:

La primera de ellas, es la atracción donde lo principal es centrarse en quienes, realmente, están interesados. Así, enfocándose en calidad y no cantidad, con información relevante que permita la atención y el ingreso a la página web. 

La segunda, es convertir. En este punto, la visita del usuario debería ser una  oportunidad de venta, ya que a través de una conversación, formulario, o cualquier método de contacto, debería existir un material que intente solucionar y satisfacer todas sus necesidades. Este cliente prospecto se conoce como un lead.

La tercera es cerrar. En este punto del embudo de ventas, se necesita finiquitar exitosamente una compra considerando que, el usuario ya se integró a la base de datos. En este caso, solo queda calificar al usuario a través de herramientas de automatización, mismas que detectarán cuál lead es más interesante comercialmente, y quién se convertirá en cliente.

El cuarto y último, es fidelizar porque ya, al tener un cliente, se debe conservar la relación con él. Por lo mismo, debe haber un monitoreo constante con el fin de satisfacer sus requerimientos y, al mismo tiempo, lograr que este recomiende el producto o servicio obtenido.

De esa forma, integrar el Inbound Marketing en tu empresa B2B es marcar la diferencia y tener mayor éxito. Considerando que, en tiempos de pandemia, hay nuevas necesidades y donde, además, los canales digitales se vuelven, aún más, fundamentales.

En esa misma línea, BP Global Group se destaca por desarrollar diversas estrategias para potenciar tu conocimiento en  mercados y productos, consiguiendo así, una fiabilidad y seriedad en tu negocio.